Ser dirigente > La formación

 

Modelo de programa para formación de dirigentes de APA,s

 

 

Las asociaciones deberían tener prevista una formación básica para los padres que se incorporan al equipo directivo. Las federaciones están obligadas a promover esta formación e incluso a facilitarla.

 

 

 

 

La formación del dirigente


La formación de un dirigente en la sociedad civil, altruista y voluntario, es fundamental para que su trabajo sea más eficaz y para contrarrestar a aquellos dirigentes que buscan algún tipo de beneficio personal en la organización y consiguen perpetuarse en ella.

 

Cuando una persona decide pasar a formar parte de la junta directiva de la asociación de padres, generalmente, lo hace movido por un interés voluntarista en colaborar para mejorar la educación que reciben sus hijos; y luego, también, los hijos de los demás. Ésta no deja de ser una inquietud primaria bastante generalizada; sin embargo, puede complicarse con el deseo de intervenir de manera más amplia en el propio sistema educativo. Es entonces cuando puede surgir la inquietud por vincularse a la federación de la que forme parte la asociación a la que se pertenezca. Con frecuencia, en las juntas directivas de las federaciones no faltan personajes oportunistas con pretensiones de servirse de una plataforma de cierta relevancia para conseguir cierto prestigio ya sea profesional, político o simplemente social.

Sea como fuere, bien para participar en la junta de la asociación o de la federación, es imprescindible adquirir una formación básica. Por una parte, el dirigente que cuente con esa formación elemental conseguirá que su trabajo voluntario sea mucho más eficaz. Por otra parte, aunque no podremos evitar totalmente la utilización interesada de algunas personas, siempre estaremos mejor pertrechados de recursos para evitar que la organización se desvíe de sus objetivos o se desvirtúe en su ideario. No basta con la buena voluntad para acometer una labor como ésta de manera responsable.

Esta formación, desde mi punto de vista, debe abordar al menos tres aspectos fundamentales:

  1. La participación de los padres: Su razón de ser, estructura organizativa, cauces de participación, dificultades.
  2. Aspectos legales: conocimientos generales sobre la legislación que afecta a la participación de los padres, estatutos, registro de las asociaciones de padres, subvenciones, os consejos escolares.
  3. Técnicas de trabajo en equipo.

Todas las juntas directivas de las asociaciones deberían tener prevista esta formación básica para los padres que se incorporan al equipo directivo. Las federaciones están obligadas a promover esta formación e incluso a facilitarla. Es una manera de evitar muchos desembarcos rupturistas en las juntas directivas de personas que, como primera aportación, y a veces única, lo que hacen es cuestionar todo lo que se ha hecho hasta que ellos llegaron. También es una medida para evitar que personas poco validas para dirigir permanezcan más tiempo del necesario al frente de la asociación.

En la época que yo presidí la federación de padres de Navarra, se diseñó un cursillo dividido en tres sesiones que se ofrecía a todo el público en general. Llegó a participar en él, incluso, alguna persona de la federación de padres perteneciente a la CEAPA. Se ofrece aquí el programa de este cursillo por si puede servir de modelo para las federaciones de padres.

 

Portada | Personal | Mis ideas | Ser dirigente | Mi experiencia
Escríbeme | Libro de visitas

2009 © José Manuel Contreras Naranjo
Mapa Web | Aviso legal

Agregar a favoritos | Convertir en página de inicio | Recomendar