Mi experiencia > En la Federación > Memorándum

Logotipo de la federación de padres CONCAPA Navarra

 

Memorándum

 

 

 

En la federación CONCAPA Navarra

Memorándum

Todo dirigente se ve sometido permanentemente a la tentación del personalismo protagonista. Pero, quizá no seamos conscientes de que también se puede ser victima del personalismo de los demás. Sea como fuere, debemos intentar evitar a toda costa las actitudes de agravio hacia los otros; mucho menos si son injustas e ilegales.

Aunque todos tendemos a pensar que el mal nunca nos tocará de cerca, hasta que no lo tenemos encima; en el mundillo de las asociaciones y de la participación social son frecuentes los protagonismos que desembocan generalmente en hostigamientos hacia determinadas personas. A lo largo de mi trayectoria participativa he intentado siempre sortear este tipo de desencuentros. A veces los he procurado reconducir como mediador. Nunca los he provocado, al menos siendo consciente de ello. Pero, otras veces, no he podido mantenerme al margen de ellos como victima propiciatoria.

Uno de tantos hostigamientos, a los que todo dirigente está expuesto, es al que yo y mi esposa fuimos sometidos en la federación de padres CONCAPA Navarra. Los hechos no tienen más originalidad que la del contexto, la concreción cronológica de los acontecimientos y las personas que han intervenido en ellos. En el fondo, no ha sucedido nada que no sea común y corriente a la condición humana. Sin embargo, todo se basó en unas acusaciones injustas e injustificadas que no pueden pasar desapercibidas como si nada hubiera ocurrido. Por esa razón, los hechos se recogieron en un documento registrado ante notario como acta de manifestaciones.

         
 
Acusaciones injustas
     
 


No ha sucedido nada que no sea común y corriente a la condición humana. Sin embargo, todo se basó en unas acusaciones injustas e injustificadas que no pueden pasar desapercibidas como si nada hubiera ocurrido.

     
         

El posible lector de este "Memorándum", en función de su estatus participativo, conseguirá descubrir multitud de claves que podrá incorporar a su propio bagaje referencial. En el fondo, hechos similares se suceden con bastante frecuencia. No se trata de incitar a la morbosidad anecdótica.

Este documento, que se puede solicitar a través de un formulario, no se ha escrito con intención de herir o perjudicar a las personas que intervinieron en los hechos a los que se hace referencia. Tampoco para incitar a la compasión. Antes bien, el dar a conocer el mal, sobre todo por las conductas que se describen, no por las personas, tiene también sus matices pedagógicos; contribuyéndose de esta forma a trasformar la sociedad, que es en definitiva lo que se pretende.

Por otra parte, no se trata del orgullo perverso de quedar por encima de los demás. Pero sí del sano orgullo de haber actuado siempre con y desde la honestidad, no sólo mía sino de todos los que me han aupado y acompañado en mi actividad. Y es que, se trata de unos hechos que a todos nos pueden interpelar. Fundamentalmente por el tipo de organización de que se trata, pero también porque no deja de ser un reflejo de la vida misma y de esa sociedad que pretendemos cambiar.

Los testigos, ya sean en una u otra fase de los acontecimientos, poseen el documento; de manera que también son testigos de la veracidad relatada. Por tanto, no es mi verdad, es la verdad escrita por mi; y por esta razón con mis matices expresivos y argumentativos. Pero, la verdad al fin y al cabo.

 

Portada | Personal | Mis ideas | Ser dirigente | Mi experiencia
Escríbeme | Libro de visitas

2009 © José Manuel Contreras Naranjo
Mapa Web | Aviso legal

Agregar a favoritos | Convertir en página de inicio | Recomendar